Christian Poincheval, ciudadano francés afirma haber fabricado unas pastillas que hacen que los pedos cambien su repugnante olor neuseabundo.

Desde la versión digital del diario Daily Telegraph, donde también las define como el regalo de Navidad perfecto.

El creador dice logró resultados maravillosos en sus pastillas con ingredientes 100% naturales como hinojo, algas o arándanos.

Las píldoras fueron aprobadas por las autoridades sanitarias y pueden adquirirse por internet por el precio de 9,99 dólares el frasco y, en palabras de su inventor, además del olor dulzón que dan a las flatulencias, también reducen la hinchazón del estómago y los gases.

La idea surgió cuando este francés estaba disfrutando de una buena comida con los amigos y se percató de que las flatulencias del grupo eran insoportables.

"Había que hacer algo" pensó. Cambiar de amigos no fue opción.